Tierras del Cid visita en Peñafiel el Proyecto de Corredor Peatonal Ferroviario

Las obras promovidas por el Ayuntamiento de Peñafiel se están ejecutando en un tramo de la antigua vía férrea Valladolid-Ariza.

 El martes 28 de julio se realizó una visita a la villa ribereña de Peñafiel  para conocer los trabajos que está realizando el Ayuntamiento en el puente sobre el río Duratón. El proyecto pretende crear una vía peatonal que conecte distintas áreas residenciales y recursos turístico- culturales de uso público del municipio.

El proyecto que está desarrollando el Ayuntamiento de Peñafiel plantea el acondicionamiento del puente metálico sobre el río Duratón para uso como pasarela peatonal y el camino de conexión entre la calle del Pino Macareno y a carretera VA-101 en la localidad de Peñafiel, perteneciente al tramo del antiguo ferrocarril en desuso Valladolid-Ariza, a lo largo de cerca de medio kilómetro.  La importancia de la recuperación de este tramo ferroviario, con la creación de un corredor peatonal paralelo a la superestructura ferroviaria, radica en el hecho de que se convertirá en un itinerario de gran interés social, potenciador de la movilidad local no motorizada, con el consiguiente aumento de la calidad de vida de los habitantes de Peñafiel, conectando el norte de la ciudad a través de un trazado seguro.

Hasta ahora se han abordado parte de las obras de adecuación del puente, un puente metálico tipo “Cruz de San Andrés” con tablero superior de 62,90 metros de longitud que salva el cauce del río Duratón sobre un desnivel de más de 10 metros. Este puente sobre el Duratón es uno de los 11 grandes puentes que integran el recorrido de la Valladolid-Ariza para salvar los cauces de los ríos Duero, Duratón, Ucero, Riaza, Reajo, Nájima y Rejas. Los puentes fueron diseñados por el ingeniero franco alemán  Théophile Seyrig, socio de Gustav Eiffel.

Para el desarrollo del proyecto el Ayuntamiento ha firmado un contrato de arrendamiento con el Organismo Público Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF)  que es el propietaria de la infraestructura de la vía férrea en desuso Valladolid-Ariza.

El corredor peatonal ferroviario se conectará a su vez con una red de senderos y caminos naturales que discurre por el río Duratón y el río Duero, y que se incluyen dentro del Proyecto Senda del Duero que conectan las localidades de Peñafiel, Pesquera de Duero, Quintanilla de Arriba, San Bernardo, Valbuena de Duero a través de pistas naturales y magníficas pasarelas de madera.

Los Alcaldes de los Ayuntamientos de Peñafiel y San Esteban de Gormaz y responsables de las Asociaciones de Desarrollo Rural Duero-Esgueva y Tierras del Cid y de la Asociación Arandina de Amigos del Tren compartieron visita y exploraron posibles intervenciones en la vía férrea Valladolid-Ariza en línea con los planteamientos del Proyecto Vía Duero que propone el aprovechamiento fraccionado de distintos tramos de la antigua vía manteniendo la infraestructura ferroviaria para que pueda servir de soporte de nuevos usos ligados al turismo ferroviario compatibilizando distintas posibilidades, que pueden ir en paralelo, el paseo a pie con la circulación de pequeños artefactos.

El PROYECTO VÍA DUERO que impulsaron las asociaciones de desarrollo rural Tierras Sorianas del Cid,  Duero Esgueva, ADEMA y Ribera del Duero Burgalesa con el apoyo de la Fundación de los Ferrocarriles Españoles, y que contó con la financiación de los fondos LEADER, incluye un estudio pormenorizado de los 254 km. de la vía Valladolid-Ariza y propone un buen número de alternativas turístico-ferroviarias tomando como referencia modelos de otros países y reclamando una normativa reguladora que lo haga posible, compatibilizando conservación y uso público.

La vía se encuentra cerrada y sin uso desde 1995 pero ofrece nuevas oportunidades vinculadas al turismo cultural y al disfrute de los recursos de nuestro medio rural, no en vano la vía Valladolid-Ariza forma parte del paisaje cultural del territorio y atesora un rico patrimonio arquitectónico e industrial (estaciones, muelles, casillos, puentes, túneles, trincheras, etc.) que conecta, además, recursos turísticos de primer orden. El Proyecto Vía Duero, al igual que la iniciativa del  Ayuntamiento de Peñafiel, comparten las siguientes premisas básicas:

* Mantener la continuidad del trazado de la vía desde Valladolid a Ariza.

* Conservar la infraestructura ferroviaria evitando el desmantelamiento de la vía y sus elementos auxiliares.

* Considerar la vía férrea en su conjunto como un elemento patrimonial que puede contribuir a un desarrollo rural multifuncional y a la dinamización de la economía local.

 En San Esteban de Gormaz se han realizado varias actividades relacionadas con la vía férrea Valladolid-Ariza a lo largo de los últimos años, jornadas, conferencias, exposiciones, visitas guiadas, hacenderas, recorridos con vehículos ligeros (bicirail, motorail, trenpujo), etc. Ahora puede ser el momento para dar un paso más allá y trabajar en paralelo con Peñafiel para recuperar un pequeño tramo de vía, en una de las infraestructurales más singulares de sus 254 km., el túnel que discurre por debajo del castillo de San Esteban (ahora en plenas obras de rehabilitación a través del 1,5% Cultural) y que permitiría generar un recorrido peatonal que conectaría dos partes del pueblo y un buen número de recursos asociados, manteniendo la propia vía y todos los elementos complementarios para promover nuevos usos ferroturísticos que pueden convertirse en una oferta complementaria y atractiva para el turismo rural en un futuro cercano.

30 de julio de 2020
Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios analizando sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Acepto Más información