JORNADAS DEL PROYECTO LIFE ALONDARA RICOTÍ

Los objetivos del las jornadas que se desarrollarán los días 5, 6 y 7 de abril en la localidad de Medinaceli, son los de dar visibilidad al plan de turismo ornitológico (PTO) incluido en el life Ricotí, definir el producto de turismo ornitológico que se puede ofrecer en Soria, Evaluar el impacto económico en el territorio, compatibilizar el PTO con actividades existentes en el territorio, Definir las herramientas y métodos para explotar el producto, establecer bases para crear una estructura de comercialización, conocer y evaluar los recursos humanos y materiales locales existentes y reconocer las carencias y proponer soluciones.

La participación y asistencia es libre y gratuita a través del siguiente enlace: Inscripciones y Programa de las Jornadas para el Desarrollo del Turismo Ornitológico y de Naturaleza en el Sur de la Provincia de Soria.

Alondra ricotí (Chersophilus duponti), originalmente alondra de Dupont, sustituido por el vocablo onomatopéyico de “ricotí” que hace referencia a su peculiar canto (Bernis, 1971) es un pequeño y estilizado paseriforme perteneciente a la familia Alaudidae, de 18 cm de longitud y entre 26 y 31 cm de envergadura. Plumaje similar al de otros aláudidos, críptico, de tonos ocres y grisáceos y con finas listas negras. Su rasgo morfológico más distintivo es el pico, curvado y largo, que llega a superar los 2 cm de longitud en los machos. Difícil de observar en el campo, ya que muestra un comportamiento muy esquivo y escondidizo. Habitualmente oculto entre el matorral bajo, desplazándose sigilosamente a peón, sin apenas volar. Sólo al amanecer, se muestra más activo, realizando vuelos de canto en plena oscuridad. Canto muy característico y monótono, muy diferente al resto de aláudidos.

Masa corporal media,  40,2 g en machos y 36,2 g en hembras.

El canto característico, al que hace referencia su nombre onomatopéyico ‘ricotí’. Canto repetitivo, melódico y breve, muy distinto al del resto de aláudidos ibéricos, que emite desde el suelo o, especialmente al amanecer, en vuelo. Está compuesto por diversas secuencias (de 3 a 11 por individuo). La última es la más común y corresponde con el reclamo territorial, un corto y modulado silbido de final largo: ‘tu-tuiíi’ o incluso con tres sílabas ‘ti-tu-tuiíi’. El canto de alarma es emitido en situación de intrusión territorial: ‘tschrr-tschrr’. Alta variabilidad interpoblacional e, incluso, entre individuos de una misma población.

5 de abril de 2019
Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios analizando sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Acepto Más información