Inicio Inicio
 

Folleto (2,64Mb)

Documento informativo
(2,63Mb)

Más información en:
www.abrazalatierra.com

 

VIDEOS
 

ABRAZA LA TIERRA

Existe una característica demográfica que define al territorio en el que trabaja la Asociación Tierras Sorianas del Cid: la despoblación.

Junto con el resto de la provincia de Soria, y con otras muchas zonas del interior del país, este territorio sufre, desde hace décadas, la despoblación como un fenómeno que dibuja un futuro más que incierto para la mayoría de los pueblos que lo integran. Además, el alto grado de envejecimiento y de masculinización de la población residente, con una densidad de población de 5,8 habitantes por kilómetro cuadrado en el territorio, y la ausencia de activos jóvenes y dinámicos, condicionan negativamente el desarrollo socioeconómico de la zona.

Ante esta realidad y a partir del análisis de las experiencias llevadas a cabo en diferentes territorios rurales para atraer y asentar población, la Asociación Tierras Sorianas del Cid se embarca, junto con otros grupos de acción local, en una iniciativa que pretende contribuir a frenar la despoblación facilitando la llegada y el asentamiento de nuevos vecinos emprendedores en el territorio. Esta iniciativa se consolida en un Proyecto de Cooperación Interterritorial denominado Abraza la Tierra que echa a andar en el año 2004 y en el que participan 18 territorios rurales de Aragón, Castilla la Mancha, Castilla León, Cantabria y Madrid.

Pero, más allá de conseguir un incremento o simplemente mantener el número de habitantes en el territorio, Abraza la Tierra pretende generar un cambio positivo en la percepción de lo que supone vivir en un pueblo. En este sentido la llegada de personas emprendedoras con iniciativas nuevas, personas que valoran y agradecen lo que les brinda el medio rural y sobre todo con un deseo firme de quedarse a vivir en él, supone un revulsivo para la gente de los pueblos, un cambio en la manera de mirar y valorar un entorno que tradicionalmente ha sido infravalorado con respecto al medio urbano y que actualmente se presenta como una alternativa viable, un nuevo destino para personas que vienen a vivir y trabajar.

La Oficina de Acogida.
El trabajo de Abraza la Tierra se realiza desde la Oficina de Acogida ubicada en la sede de la Asociación Tierras Sorianas del Cid en San Esteban de Gormaz. Las principales tareas que se realizan en esta oficina son:

- Reunir información de cada pueblo sobre viviendas disponibles, terrenos, trabajos, servicios…
- Atender las peticiones de información que nos hacen llegar las personas interesadas en instalarse en el    territorio.
- Publicitar las ofertas de empleo de la comarca a través de la bolsa de empleo de la página web del    proyecto.
- Poner en contacto a ambas partes: el pueblo que acoge y la familia que llega.
- Realizar el seguimiento de cada asentamiento, para garantizar en la medida de lo posible su éxito, tanto    desde el punto de vista de lo habitantes actuales como de los nuevos vecinos.

Además para sensibilizar a la población local y preparar las condiciones de acogida de nuevos vecinos se llevan a cabo distintas actuaciones en nuestros pueblos realizando actividades encaminadas a poner en valor el medio rural y aumentar la autoestima de sus habitantes.
Exposiciones, charlas-coloquio, cursos y talleres, proyecciones de cine son las actividades que se realizan con la población local para promover una reflexión sobre la situación de nuestros pueblos y la oportunidad que supone la llegada de nuevas familias al territorio, preparando, de esta manera, la acogida de posibles nuevos vecinos.

Desde Abraza la Tierra también se ha trabajado con el colectivo de niños a través de un proyecto educativo diseñado para fomentar en los alumnos valores que ayuden a crear un sentimiento de orgullo hacia lo local. El material de este proyecto educativo denominado Abraza tu Pueblo se ha repartido por las escuelas y los colegios del territorio para que los docentes lo utilicen según sus posibilidades y horarios.

El cambio en la percepción del medio rural como medio atractivo para vivir y trabajar que se está generando en la sociedad, el retorno de vecinos que un día emigraron, la llegada de nuevas familias con expectativas de quedarse a vivir en la zona… nos animan a continuar trabajando en este proyecto de marcado carácter social y de largo recorrido en el tiempo.