Inicio Inicio
 

 

 

PROYECTOS SUBVENCIONABLES

Se distinguen dos tipos de proyectos, los denominados proyectos productivos y los que se consideran no productivos.


PROYECTOS PRODUCTIVOS

Se consideran proyectos productivos aquellos que van dirigidos a la puesta en marcha o ampliación de actividades económicas incluidas en el sector secundario o terciario, y las de diversificación hacia actividades no agrícolas dentro del sector primario. Son proyectos subvencionables los proyectos productivos dirigidos a la creación de nuevos establecimientos, así como los destinados a la ampliación, modernización o traslado de los existentes. A estos efectos se consideran:

a)
De creación, los que den origen a la iniciación de una actividad productiva y generen puestos de trabajo.
b)
De ampliación, los que supongan el desarrollo de una actividad ya establecida, mejorándola e incrementando la producción, o el inicio de una actividad que implique un cambio radical en el producto o en los procedimientos de producción y, en todo caso, incrementen el nivel de empleo.
c)
De modernización, los que incrementen el nivel de productividad de forma sensible o mejoren el nivel de impacto ambiental y que impliquen la adquisición de equipos con tecnología avanzada e incrementen, consoliden o mantengan el nivel de empleo.
d)
De traslado, los que planteen el desmontaje, traslado y montaje de empresas, desde el exterior de la zona de aplicación hasta el interior, o dentro de la propia zona, siempre y cuando realicen nuevas inversiones en activos fijos en el nuevo emplazamiento, que supongan mejora sustancial en la productividad y en los niveles de empleo.


PROYECTOS NO PRODUCTIVOS

Se consideran proyectos no productivos aquellos que contribuyen a la puesta en valor del patrimonio cultural y de los recursos naturales del territorio, y a la mejora de las condiciones y calidad de vida de la población local.